La incertidumbre continúa tras 28 años de la desaparición de los hermanos Restrepo

La incertidumbre continúa tras 28 años de la desaparición de los hermanos Restrepo. Foto: Archivo/Andes

Quito, 8 ene (Andes).- Este viernes se cumplen 28 años de la desaparición de los hermanos Carlos Santiago y Pedro Andrés Restrepo Arismendi de 17 y 14 años, respectivamente, quienes fueron interceptados por el desaparecido Servicio de Investigación Criminal (SIC), el 8 de enero de 1988 durante el gobierno de extrema derecha del líder Social Cristiano León Febres Cordero (+), sin que hasta el momento hayan sido encontrados sus cuerpos.

En aquella fecha los hermanos Restrepo salieron de su casa, ubicada en Miravalle (al nororiente de Quito) en un Trooper. Cuando circulaban por las calles Río Coca y Av. Shyris fueron detenidos por policías de la Brigada de Automotores del Servicio de Investigación Criminal (SIC).

El día 14 de enero de 1988, se les informó que los menores se encontraban en una dependencia de la policía siendo investigados por un problema menor, sin embargo jamás se llegó a dar otra información.

Luego de un año de una búsqueda infructuosa marcada por el engaño del cuerpo policial, difamaciones a la familia, negociaciones engañosas con uniformados, los padres de los menores denunciaron el caso ante la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu) e iniciaron posteriormente denuncias por los medios de comunicación.

En 1991, las sospechas de la participación de la Policía en la desaparición de los hermanos se confirmó con la testificación del exagente del SIC, Hugo España, declaró que los menores fueron detenidos ilegalmente, torturados y asesinados por los uniformados que luego arrojaron los cadáveres a la laguna del Yambo donde fueron realizadas infructuosas búsquedas.

En junio de 1995, la entonces Corte Suprema de Justicia dictó sentencia en el caso Restrepo. Los policías en servicio activo cabo segundo Víctor Camilo Badillo, subteniente Doris Morán, teniente Juan Sosa y teniente coronel Trajano Barrionuevo, fueron sentenciados a 16 años de prisión, en el caso del primero de ellos, y a ocho años los restantes. Fueron encontrados inocentes los coroneles Gustavo Gallegos y Gustavo Zapata.

Luego de 10 años el Estado ecuatoriano reconoció su responsabilidad del caso comprometiéndose a pagar una indemnización de USD 2’000.000, sin embargo la búsqueda de los cuerpos se detuvo.

La reapertura del caso

En 2009, el presidente Rafael Correa, ordenó una nueva búsqueda en Yambo con buzos especializados, sin embargo los restos no aparecieron, pero el caso fue reabierto con nuevas diligencias judiciales.

Dos años más tarde, Fernanda Restrepo, hermana menor de los jóvenes desaparecidos, presentó un documental en el que aparecían nuevas pistas, respecto a la presunta participación de otros oficiales de policía que conocían del caso.

Con esta nueva información, la Fiscalía ordenó tomar la versión del exagente Salomón Castillo, el Ministerio Público ordenó la exhumación  de cuerpos en áreas del Cementerio del Batán al norte de Quito, donde existen fosas comunes en las que fueron enterrados cadáveres en 1988.

Funcionarios de la Policía Judicial realizan la demarcación del área en el Cementerio del Batán donde hubo una fosa común de cuerpos sin identificar | Foto: ANDES

Se han realizado otras diligencias como toma de testimonios a otras personas, entre los que se encontraban exagentes del SIC, funcionarios del cementerio del Batán, María Fernanda Restrepo, entre otras. Además se han contrastado los perfiles del ADN de osamentas encontradas con los de Pedro Restrepo, padre de los jóvenes, sin que se arrojen resultados positivos.

“El caso de los hermanos Restrepo continúa en indagación. Hace pocos días recogimos las declaraciones de 2 testigos y hemos convocado a otros más”, aseguró Fidel Jaramillo, director de la Comisión de la Verdad de la Fiscalía, según declaraciones publicadas por el Telégrafo.

El funcionario comentó que esperan judicializarlo posiblemente este año, ya que hay más implicados: “hemos recopilado más información, pero como es un caso muy conocido existen muchas declaraciones equivocadas que al comprobarlas debemos desecharlas, pero seguimos investigando; vamos por buen camino”.

Jaramillo indicó que el objetivo de la indagación, además de encontrar a todos los uniformados involucrados, así como autoridades que intervinieron, es poder hallar las pistas que lleven a la ubicación de los cuerpos.

Para Pedro Restrepo, padre de los jóvenes desaparecidos tras tres décadas de frialdad de los gobiernos de turno, con el gobierno del presidente Rafael Correa se realizaron nuevas diligencias como la realización de un nuevo peritaje, la búsqueda en la laguna de Yambo y la conformación de la Comisión de la Verdad para documentar, además, todos los casos de violación a los derechos humanos.

Documentos desclasificados por la Comisión de la Verdad, conformada por orden del Ejecutivo, en 2010, señalan que los agentes que detuvieron a los hermanos Restrepo pertenecían a la Brigada de Automotores, a la que asignaban casos de tráfico y robo de vehículos, quienes fueron capacitados por instructores de Estados Unidos e Israel en técnicas de interrogación y tortura.

Hasta hace menos de dos años, tanto la entidad policial como funcionarios de gobiernos pasados negaban rotundamente la existencia del SIC-10, pero en varios oficios hallados por la Fiscalía en 2013 se evidencia que durante un allanamiento a las oficinas policiales, encontraron documentos con órdenes asignadas a esa unidad, a cargo del mayor Édgar Vaca Vinueza, que en 2004 fue nombrado comandante general de la Policía.

Vaca no solo ha sido vinculado en este caso. En 2014 fue llamado a juicio por violación a los derechos humanos en el caso ‘Vaca-Cajas-Jarrín’, en el que se busca judicializar las torturas y violencia física en contra de tres ciudadanos ecuatorianos durante el gobierno de Febres Cordero. Sin embargo, el uniformado en servicio pasivo se encuentra en Estados Unidos, por lo que la Fiscalía ecuatoriana ha solicitado su extradición.

Con mi corazón en Yambo

María Fernanda Restrepo, hermana menor de Carlos y Pedro, realizó un documental presentado en 2011, el cual dio nuevas luces para la investigación de la desaparición de los menores y por la temática y su tratamiento ha ganado varios premios a nivel mundial en varios festivales. Film de Femmes, Francia (Premio del Jurado y Premio del Público), Havanna Film Festival (Mejor documental)., Premio Dirk Vandersypen, Béglica (mejor documental), FIDOCS, Chile, (Premio del público).

 

.

Fuente: www.andes.info.ec    ANDES

.

.

.

.

.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Va por ti Ecuador

Este es un espacio de debate de temas internos de Ecuador, pero también de ámbito internacional. Para iniciar un debate inicia con un comentario el cual puede ser publicado como una entrada independiente si es bien argumentado. Adelante, invitad@s a comentar en la parte de abajo. Gracias.
Esta entrada fue publicada en Justicia social y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s