El “dictador” de Rafael Correa

Hoy, jueves 9 de julio 2015, he leído una entre vista en diario El RCComercio al señor Gilmar Gutiérrez presidente del partido Sociedad Patriótica, en la cual señala al Presidente Rafael Correa como un “dictador”.

La entrevista sigue su curso de forma muy natural, sin que el “periodista” se detenga a indagar el por qué el señor Gutiérrez lanza tan grave acusación, porque llamar a un Presidente constitucional de una nación que es un “dictador” debería hacer saltar todas las alarmas. Pero no es el caso, el “periodista” sigue la entrevista como si lo que acababa de decir el entrevistado careciese de importancia, como si este calificativo no fuese lo suficientemente fuerte como para ahondar en los motivos por los cuales este señor emite semejante denuncia.

Lo cierto es que día sí y día también la ciudadanía soporta una avalancha de declaraciones de este tipo; no hay día en que se escuche, mire y lea que abiertamente y sin ningún complejo se diga que en Ecuador hay una dictadura o que el Presidente Rafael Correa es un dictador. La verdad es que no sé de ningún país donde hay dictadores o una dictadura se permita decir libremente que se está dentro de una dictadura, porque de inmediato esa persona sería apresada, interrogada, torturada y en el mejor de los casos condenada a la cárcel, sino ha sido ya eliminada/asesinada.

En este punto seguro se estará pensando en países dictatoriales del Africa central por ejemplo, pero no nos vayamos muy lejos. Digamos que el señor Gilmar Gutiérrez viviese en EE.UU. en el país de las libertades y la democracia, digamos que allí es entrevistado y que tiene la “ocurrencia” de llamar al señor Obama un “dictador” o que en ese país se vive en una “dictadura”; en ese momento el señor Gutiérrez sería inmediatamente investigado, no sólo él sino toda su familia y amistades y por su condición de latino las fuerzas de seguridad del Estado no dudarían en señalarlo como un enemigo de EE.UU. y por tanto un potencial terrorista. Por la ley actual de seguridad de los EE.UU. al haber sido señalado como terrorista de inmediato sería arrestado y confinado a prisión sin posibilidad alguna de defensa legal porque según esta ley no se necesita ningún juicio y por ende no es menester abogado que lo defienda.

En todo caso estas no dejan de ser suposiciones de si el señor Gilmar Gutiérrez viviese en EE.UU. y si allí él tuviese el arrojo que demuestra en Ecuador de decir algo que a todas luces es falso, y es falso simple y llanamente porque puede decirlo sin miedos en un medio de comunicación masiva.

Sin embargo esto va mucho más allá de unas simples suposiciones, es mucho más grave incluso que la injuria a un Presidente electo democráticamente, porque se utiliza tan alegremente los términos “dictador” y “dictadura” olvidando lo que realmente es vivir en una dictadura que, por desgracia, este país lo sabe muy bien, lo sabe y lo sufrió brutalmente; tanto en la dictadura militar de los años ’70 como en la dictadura “democrática” de León Febres Cordero.

Se olvida por tanto a las víctimas inocentes de aquellas dictaduras, se mancilla su memoria y por extensión es una cruel y macabra mofa a las familias que sufrieron la literal desaparición de sus seres queridos.

Este “olvido” del señor Gilmar Gutiérrez y demás “ocurridos” pseudo políticos no sólo mancilla la memoria de las familias ecuatorianas afectadas por aquellas dictaduras, mancilla también la memoria de muchos inmigrantes que ahora mismo han llegado a nuestro país, procedentes por ejemplo de España donde tristemente se sabe lo que es una dictadura, donde el dolor de aquellos años de terror se sufren aún hoy en día, de aquellos miles de asesinatos de gente inocente y que saben que no se hubiese podido decir tan alegremente que se vivía en una dictadura porque eso equivalía a ponerse la pistola en la cabeza.

Esta falta de sensibilidad para con las víctimas reales de esas dictaduras y la poca o nula decencia política del señor Gilmar Gutiérrez y de todos los que como él utilizan con tan poca desvergüenza estos términos, los deslegitima por completo cualquier postura o argumento que quieran exponer a la opinión pública y deberían por tanto ser repudiados por todo lo expuesto.

Gilmar-Gutierrez

En Ecuador vivimos en una verdadera democracia y no en una dictadura, prueba de ello es que el señor Gilmar Gutiérrez sigue libre y vivo, pero la democracia debe plantar ciertos límites, ciertas líneas rojas que no deben sobrepasarse, por tanto debería formularse una ley de memoria histórica en la cual no se permita bajo ningún concepto mancillar ni mofarse así como así de las víctimas de las reales dictaduras pasadas en nuestro país.

Es natural que las familias ecuatorianas golpeadas directa o indirectamente por las atrocidades de estas dictaduras pasadas hayan pasado página, en un intento desesperado de aplacar el intenso dolor que significó perder a sus seres queridos en tales condiciones, pero ese dolor persiste a pesar de los años transcurridos, por ello debería formarse alguna asociación de víctimas de la dictadura militar y del régimen de Febres Cordero, para pedir ante la justicia se asuma las respectivas responsabilidades ante todas aquellas atrocidades e incluso se pida responsabilidades a personas como el señor Gilmar Gutiérrez irresponsablemente utiliza el calificativo “dictadura” para fortalecer única y exclusivamente la inestabilidad del país y así alcanzar sus míseros intereses personales.

Mañana será otro día, mañana volveremos a leer, escuchar y mirar en los medios de comunicación al servicio de estas personas con sus respectivos “periodistas” calificar de “dictador” al Presidente Rafael Correa, volveremos a soportar la injuria a la nación calificándola de “dictadura” y volverán las familias afectadas a revivir casi inconscientemente todo ese dolor.

A ellas, a todas esas familias tanto ecuatorianas como extranjeras en mi país, mi más sincero abrazo de solidaridad.


Por: Alex Flores Alvarez.

VPT32

Anuncios

Acerca de Va por ti Ecuador

Este es un espacio de debate de temas internos de Ecuador, pero también de ámbito internacional. Para iniciar un debate inicia con un comentario el cual puede ser publicado como una entrada independiente si es bien argumentado. Adelante, invitad@s a comentar en la parte de abajo. Gracias.
Esta entrada fue publicada en Golpe de Estado 2015. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s